Imprimir receta

Si te ha gustado, pinchando sobre el título de la receta, podrás imprimirla en Pdf.

miércoles, 22 de noviembre de 2017

Calamares rellenos de carne




Ingredientes:


4 calamares grandes
1 trozo de puerro
media cebolla
1 zanahoria grande
pimiento rojo y verde
tomates maduros
sal y pimienta
pimentón dulce
nata para cocinar
vino blanco
carne picada de cerdo y ternera (mixta)

Pasos a seguir:


Procedemos a limpiar bien los calamares. Los vaciamos por dentro. Le quitamos el esqueleto, la piel, la boca y los ojos. Desechamos. ¡¡Qué macabro me ha quedado esto!! Jajaja.

Enjuagamos bien. Quitamos las aletas. Picamos bien los tentáculos y las aletas y reservamos.



En una sartén con un chorrito de aceite ponemos a pochar un cuarto de las verduras picadas muy finas: pimiento, puerro, cebolla y zanahoria. Añadimos la carne picada y salpimentamos. Dejamos rehogar. Añadimos las aletas y los tentáculos troceados. A continuación un chorrito de vino blanco, dejamos que evapore y a continuación unas cucharadas de tomate rallado. Sazonamos y dejamos rehogar. Cuando veamos que ya está todo integrado cogemos el brazo de la batidora y trituramos para que nos quede un relleno más fino.



Rellenamos los calamares con cuidado y le pinchamos un par de palillos para cerrarlos. Enharinamos. En un cazuela con un pelín de aceite freímos los calamares por ambos lados y reservamos.





En la misma cazuela pondremos las verduras restantes y rehogamos bien. Añadimos el tomate rallado y sazonamos. Añadimos los calamares que teníamos reservados y un buen chorro de vino blanco. Dejamos que vaya guisandose a fuego lento media hora sin dejar que se peguen los calamares. Vamos dando unas vueltas a la cazuela para que no se pegue y no se nos rompan los calamares.
En el último momento, cuando la salsa ya haya reducido bastante le añadimos una cucharada de pimentón dulce y un chorro de nata líquida. Dejamos que se integre todo bien y con el brazo de la batidora trituramos la salsa con cuidado.




Dejamos reposar unos minutos y servimos. Preparados para degustar todo un espectáculo de receta. Solo nos queda acompañar de una copa de vino blanco bien fresquita.


 


martes, 21 de noviembre de 2017

Costillas en salsa barbacoa casera




Una receta que le va a encantar a todos los amantes de la salsa barbacoa. Esta preparación es 100% casera y queda muy bien. Mis hijos me dieron el aprobado y no dejaron ni un bocado en el plato. Les encanta la salsa barbacoa y las costillas. Probad a hacerla. El toque dulce y la salsa de tomate casera hacen que quede un sabor muy bueno.

Ingredientes:


Un costillar grande
sal y pimienta

Para la salsa barbacoa:

aceite
sal
media cebolla
1 guindilla
200 ml. whisky
50 ml. vinagre de módena
el zumo de un limón
3 cdas. soperas de miel
3 cdas. soperas de azúcar moreno
4 cdas. soja o salsa Perrins o Worcestier
pimentón de la Vera
400 gr. salsa de tomate casera


Pasos a seguir:


Preparamos la salsa casera de barbacoa.
En una sartén con un poquito de aceite rehogamos la cebolla y la guindilla picadas muy finas. Sazonamos. Dejamos rehogar.
Añadimos el whisky y lo dejamos evaporar.
Añadimos el vinagre y el zumo de limón. Dejamos reducir.
 Añadimos la miel y el azúcar moreno y dejamos reducir.
Añadimos la salsa de soja o Perrins y la salsa de tomate. Sazonamos bien y espolvoreamos una cdta. de pimentón dulce. Dejamos reducir y probamos la salsa.
Rectificamos alguno de los ingredientes si lo consideramos necesario. Un poco más de soja, o miel... hasta que nos quede el sabor que queremos.
A mí estas cantidades me funcionaron perfectas. El sabor a barbacoa estaba muy logrado.

Ahora salpimentamos el costillar por ambos lados. Yo lo partí en cuatro trozos para manejarlo mejor.
Lo embadurnamos bien de salsa barbacoa (reservamos un poco para el final) y lo cerramos dentro de un paquetito de papel de aluminio y metemos el horno a 150º durante 100 min.

Pasado este tiempo, abrimos el paquete de aluminio, le damos la vuelta a las costillas  y volvemos a embadurnar con el resto de salsa barbacoa. Metemos al horno destapado unos 30 minutos más a 150º.

Servimos acompañado de unas patatas fritas.

Este plato se convierte en  todo un placer. Las costillas quedan jugosísimas, nada resecas, y además la carne se despega del hueso con solo mirarla. Una delicia!!





Coca de fira d'Ontinyent o coca en cansalà


Ingredientes:

Para la masa:

500 gr. harina
25 gr. levadura fresca
200 ml. agua tibia
50 ml. aceite
50 gr. manteca de cerdo
1 huevo
1 pizca de sal

Para el relleno:

longanizas (yo puse también chorizo y morcilla)
panceta ibérica
rovellones (yo he puesto champiñones)
alcachofas (yo he puesto espárragos)
sal gorda

Pasos a seguir:


En un bol mezclar la harina con la levadura disuelta en agua tibia. Mezclar bien y añadir la sal, el huevo, el aceite y la manteca de cerdo.
Amasar bien y formar una bola. Dejar reposar 2 horas hasta doblar su volumen.




En una sartén con un chorrito de aceite freír las longanizas. Freír las verduras. En este caso, la auténtica coca de fira o coca d'Ontinyen lleva alcachofas y rovellones pero yo, como no tenía puse unos champiñones y unos espárragos cortados en trocitos. También puse morcillas oreadas y chorizos, pero no me gustó. Queda demasiado aceitoso para mi gusto. Reservamos.
Cortamos la panceta ibérica en lonchas.






Extendemos la masa en una bandeja de horno. No estirar mucho, solo un poco. Yo la extendí demasiado y me quedó muy fina y crujiente, pero se trata de que quede más gorda y blandita.

Una vez hecho esto ponemos sobre ella las longanizas, la panceta loncheada y las verduras. Ponemos sal gorda por encima y horneamos a 180º.





Imprimir receta