Imprimir receta

Si te ha gustado, pinchando sobre el título de la receta, podrás imprimirla en Pdf.

lunes, 20 de marzo de 2017

Tarta chocolatísima con chorretes (Drip cake)




Todo es poco para mi sobrinita Irene, y mañana es su cumple. Dos añitos!! Y quiero hacerle un regalo especial. Así que después de tres días de elaboración aquí está, mi regalo con todo el cariño.
Que por cierto, después de verla toda la familia, ya tengo varios encargos para más cumpleaños, todos querían una igual para su cumple. Ja, ja!!
Su madre quería para ella una tarta de dos pisos con mucho chocolate, y me encontré por casualidad con esta receta del blog "magiaenmicocina", que tiene maravillosas recetas.

Animo!! Tres días!! Todo un reto.


Ingredientes



Para dos bizcochos  


100 gr cacao puro
300 gr harina
2 cdas vainilla en polvo
1 sobre levadura Royal
1 cda. sal
360 gr. azúcar
240 gr mantequilla derretida
200 ml leche
8 huevos


Para el frosting de crema de queso


35 gr mantequilla derretida
35 gr harina normal
375 ml leche
45 gr maizena
145 gr azúcar
125 gr mantequilla pomada
250 gr. queso crema


Para el frosting de chocolate


Las mismas cantidades que utilicemos para el fronsting de crema de queso, pero con la siguiente variación
100 gr azúcar
150 gr chocolate negro fondant (en lugar del queso)


Para el topping


Oreos, Kit-Kat, bombones, trufas, huevo Kinder, Huesitos, Kinder Bueno, cacahuetes o almendras bañadas de chocolate, ...




Pasos a seguir


Ir precalentando el horno a 180¤. Montar las claras con la mitad del azúcar y reservar.

Batir las yemas con el resto de azúcar, agregar la leche y la mantequilla derretida.

Tamizar la harina, el cacao, la vainilla y la levadura. Mezclar con las claras con una espátula y a continación las yemas, con movimientos envolventes.




Verter en dos moldes desmontables con papel de hornear y engrasados (20/22cm y 14cm). Hornear 40' calor abajo y otros 20' arriba y abajo. Pinchar con una aguja, pues hay mucha cantidad de masa y tardará un poco más. A mi me costó 60' largos. Nos saldrán 3 pisos de cada. Dejar enfriar y envolver en film hasta el día siguiente que los dividiremos cuidadosamente.




El segundo día preparamos los frostings. El primero por ejemplo, de queso. Calentamos en un cazo 35gr de mantequilla y cuando este derretida añadimos 35 gr harina. Hay que cocinarla un poco, para que no sepa a harina. Luego vertemos la mezcla diluida de leche y maizena y a continuación el azúcar. Removemos bien hasta que espese bastante. Y dejarlo enfriar totalmente.



A continuación repetiremos el proceso. Recordad que este lleva menos azúcar.




Cuando estén fríos cogeremos las varillas e iremos añadiendo a la crema 125 gr de mantequilla a temperatura ambiente a cucharadas, poco a poco, dejando que se mezcle bien con la espesa mezcla, que irá cogiendo suavidad poco a poco. Finalmente añadimos el queso.


Repetiremos la operación pero ahora con el chocolate fondant derretido y frío.




Pasamos a poner el relleno de chocolate sobre la base.




A continuación ponemos otra capa de bizcocho y el frosting blanco de queso con trocitos de oreo por encima.




Ponemos la capa superior y ponemos el frosting de chocolate, ayudándonos de una espátula por todo el exterior. Procurando que quede todo tapado. Le clavaremos unas pajitas duras para que no se hunda la parte del centro al poner el otro piso.




Ahora el otro piso, exactamente igual, pero cubriendo el exterior con frosting de queso. Yo he puesto un cartón debajo de este piso para luego no tener problemas a la hora de cogerlo y dejarlo sobre el primer piso. Corría el riesgo de romperse el bizcocho. Si tenéis problemas para cubrir todo porque está blando, poner el frosting en la nevera y la tarta y que se enfríe un poco y endurezca.


Ahora el otro piso, exactamente igual, pero cubriendo el exterior con frosting de queso. Yo he puesto un cartón debajo de este piso para luego no tener problemas a la hora de cogerlo y dejarlo sobre el primer piso. Corría el riesgo de romperse el bizcocho. Si tenéis problemas para cubrir todo porque está blando, poner el frosting en la nevera y la tarta y que se enfríe un poco y endurezca.


Poner en la nevera hasta el día siguiente. Tendremos que hacer sitio, porque ocupa mucho espacio.




El tercer día preparar el ganache. Calentamos 100ml nata y cuando hierva lo vertemos sobre el chocolate troceado. Removemos y dejamos enfriar un poco. Poner sobre la tarta. Que caiga algún chorrete, quedará muy bien. A mi se me enfrió demasiado y no me quedaron chorretes. Meter en la nevera media hora.




Por fin, a decorar! El mejor momento de la larga elaboración. Decoramos a nuestro gusto con oreos, bombones, kit-kats, ....

Volver a meter al frigorífico hasta media hora antes de servirla.







Publicar un comentario

Imprimir receta