CARROT CAKE






Este es mi segundo bizcocho de zanahoria que preparo. El anterior no me había dejado muy convencida, a pesar de ello, decidí volver a probar con otra receta diferente. Y este sí que sí. Está muy esponjoso y rico. El toque de nueces picadas y el queso crema le dan muy buen sabor.
Os animo a que probéis a hacerlo. No es difícil y sale muy bueno. Es ideal para merendar y compartir un buen trocito con nuestros amigos!!!




Ingredientes

Para el bizcocho

125 gr. harina normal
2 zanahorias grandes peladas
60 gr. azúcar moreno
60 gr. azúcar blanco
3 huevos
1 sobre de levadura Royal
pizca de sal
2 cdas. soperas de aceite de oliva
nueces troceadas

Para el relleno:

1 tarrina de queso de untar Philadelphia
azúcar glass al gusto (3/4 cdas. soperas)





Pasos a seguir


Molde rectangular de 20cmx10cm.

En un bol batimos el azúcar con los huevos hasta que blanqueen.
Añadimos ahora la harina tamizada junto con el sobre de levadura. Batimos bien y añadimos las dos cucharadas de aceite de oliva y una pizca de sal.
Finalmente incorporamos las dos zanahorias bien trituradas con la picadora junto con las nueces troceadas y mezclamos bien. Las nueces le van a dar un toque buenísimo. Es agradable encontrarse trocitos pequeños de frutos secos.

Engrasamos y enharinamos nuestro molde y vertemos la mezcla.
Horneamos durante 40 min. hasta que esté cocido. Lo pinchamos con un aguja hasta que salga limpia.
Dejamos enfriar bien.

Mientras tanto batimos la tarrina de queso crema con el azúcar y reservamos.
Una vez frío nuestro bizcocho, con un cuchillo de sierra, lo abriremos por la mitad y rellenamos con la crema de queso. Dejamos enfriar el bizcocho en la nevera  para que endurezca la crema.


Antes de comer, me gusta dejarlo media hora fuera del frigorífico, para que el bizcocho esté tiernito y sabroso.