Imprimir receta

Si te ha gustado, pinchando sobre el título de la receta, podrás imprimirla en Pdf.

martes, 25 de abril de 2017

Tarta Opera de café






Ingredientes:


Para el bizcocho Gioconda:

4 huevos grandes
4 claras
150 gr. almendra molida
150 gr. azúcar
25 gr. azúcar extra
30 gr. mantequilla
40 gr. harina normal
1 pizca de sal

Para el almíbar de café

200 gr. azúcar
160 gr. agua
20 gr. café soluble
1 chorrito de licor

Para la mokka

300 gr. mantequilla pomada
4 cdas. soperas azúcar glass
3 yemas de huevo
2 cdtas. café soluble

Para el ganache de chocolate

100 ml. nata para montar
125 gr. chocolate postres
1 cda. mantequilla

Para la cobertura efecto espejo

35 gr. agua
100 gr. chocolate postres
75 ml. nata para montar
1 cdta. aceite de girasol
2 hojas de gelatina

Pasos a seguir:


Lo primero que haremos será derretir la mantequilla y dejarla enfriar. En un bol colocamos los huevos, la almendra molida, el azúcar y la harina, batimos con las varillas hasta obtener una crema blanquecina.

En otro bol colocamos las claras añadimos un pizca de sal, montamos el merengue y a la mitad incorporaremos el extra de azúcar (los 20 gr). Batimos hasta obtener el punto de nieve bien firme

Precalentamos el horno a 170º C. Agregamos la mantequilla derretida y fría a la crema de almendras y ligamos. Con la ayuda de una espátula iremos incorporando poco a poco el merengue con movimientos envolventes, así evitaremos que pierda aire. Untamos de mantequilla la bandeja del horno, a continuación la forramos con papel de hornear y lo untaremos también de mantequilla.

Colocamos la masa y extendemos lo más uniforme posible con la ayuda de una paleta. Horneamos de 12 a 15 minutos hasta que este ligeramente dorado. Pasado el tiempo lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar.

Cuando esté frío, lo bañamos en el almíbar: hervir el agua y el licor con el azúcar y el café y dejar que reduzca un poco.

Cuando esté empapado, lo cortaremos en tres partes iguales rectangulares.

Ahora prepararamos la moka: batimos las yemas con el café soluble y el azúcar glass. Después solo tenemos que mezclar la mantequilla pomada con las yemas con la ayuda de una espátula. Nos quedará una crema. Dejamos que enfríe para que endurezca un poco.

Extenderemos la mitad de la crema sobre la primera plancha de bizcocho almibarado. Debemos hacer el montaje sobre el plato o bandeja en el que vayamos a presentar la tarta final. Dejamos en la nevera para que tome consistencia todo.

Ahora haremos el ganache de chocolate facilísimo. Solo tenemos que calentar la nata en un cazo y cuando empieze a hervir, retiramos del fuego y añadimos el chocolate de postres a trozos, vamos removiendo hasta que se derrita y finalmente agregamos la mantequilla.

Dejamos que enfríe un poco para que no se nos desparrame demasiado cuando vayamos a ponerla sobre la crema de mokka.

Cuando esté tibio lo extendemos todo sobre la mokka. Ahora ponemos otra capa de bizcocho almibarado y la mitad de la mokka que nos quedaba. Volvemos a dejar en la nevera para que coja consistencia.

Mientras prepararemos la cobertura de espejo. Lo primero es hidratar las hojas de gelatina en agua fría. En un recipiente colocamos el agua y la nata y lo llevamos a ebullición. Cuando este hirviendo, retiramos del fuego y le agregamos el chocolate de postres. Añadimos la gelatina bien escurrida volvemos a integrar, y unas gotas de aceite de girasol para que quede más brillante, terminamos de integrar y lo dejamos enfriar un poco.

Cuando esté tibio lo vertemos sobre la tarta. Volvemos a dejar enfriar. No hay que preocuparse de que se desparrame un poco pues antes de presentar la tarta, cogeremos un cuchillo mojado en agua muy caliente y vamos cortando los cuatro lados de la tarta, para que se vean las capas.










Publicar un comentario

Imprimir receta