Revuelto de flores de calabaza y jamón





Hoy por hoy, las flores han pasado a tener cada vez más presencia en nuestra gastronomía. A pesar de ser difícil encontrar algunas flores en los mercados, tenemos la posibilidad de obtener ciertas variedades de una forma relativamente sencilla.

Por ejemplo, es el caso de las flores de calabacín o flores de calabaza, en este caso. Son muy similares y pueden cocinarse ambas.
Yo tengo fácil acceso a ellas porque tengo huerto y tengo plantadas calabazas y calabacines, pero si no tenemos huerto, siempre conocemos a alguien que tenga y cultive estas dos verduras tan habituales.

Son fáciles de cocinar, tan solo tenemos que tener la precaución de limpiarlas bien de posibles bichitos. Podemos hacerlas fritas, rebozadas, en ensaladas, rellenas,... y resultan un plato de lo más original e inesperado para nuestros amigos que puedan venir un día a casa a comer.



En México, la flor de calabaza forma parte de la gastronomía de manera constante. En dos épocas del año, mayo/junio y agosto/octubre. Los mercados se llenan de estas bonitas flores comestibles, utilizadas para las quesadillas, tacos, sopas, cremas...



Ingredientes

lascas de jamón
huevos
flores de calabaza
cebolla

Pasos a seguir


Limpiamos muy bien las flores de calabaza, y quitamos el pistilo. Nos quedamos solo con la corola.

En una sartén ponemos a dorar la cebolla cortada finamente. Cuando empiece a estar pochada añadimos las flores y a continuación las lascas de jamón.

Batimos unos huevos y los echamos en la sartén. Damos unas vueltas hasta que se cuajen y listo! Sorprenderemos a nuestros comensales con este original plato.