Naranjas confitadas


Aprovechando la época de naranjas, voy a preparar unas naranjas confitadas que nos pueden servir para decorar nuestro roscón de Reyes de Navidad o para preparar otros postres deliciosos, como el bizcocho de naranja y almendras que os voy a dejar en los próximos días en mis recetas. Espero que os guste. Las naranjas que debéis utilizar son naranjas de zumo. Las otras no sirven. Yo probé primero con mandarinas pero se deshacen. 


Para la naranja confitada:

agua (mismo peso que naranjas escurridas)
azúcar (doble peso que naranjas escurridas)
naranjas en rodajas piel incluida (peso escurrido)

Pasos a seguir:

NARANJA CONFITADA
Para confitar las naranjas solo tendremos que seguir unos sencillos pasos.
Hervir en agua las rodajas de naranja 5 minutos. Desechar el agua y volver a hervir otros 5 min. más.
Escurrir y pesar. De esta manera conseguimos quitar el amargor de la naranja.



Poner un cazo al fuego con el azúcar y el agua. En cuanto se derrita el azúcar ponemos la naranja en rodajas  y las dejamos confitar unos 30 min. hasta que estén transparentes y el almíbar se haya reducido a la mitad, sin remover. Podemos hacer más cantidad y dejarlas en un bote esterilizado con el almíbar. Y así aprovechamos para preparar cualquier otro postre.

Siempre hay que hacerlo en un cazo, porque yo la primera vez lo hice en una sartén antiadherente y el azúcar pronto se convirtió en caramelo.